Un aire acondicionado portátil es un aparato normalmente -apenas- útil y de características un tanto hoscas (gran porte, hace ruido, su consumo es normal-elevado) pero en ocasiones es LA SALVACIÓN; ¿Por qué? Porque si no tienes forma de instalar un Aire Acondicionado común, entonces repetimos: será tu salvación y lo amarás.

Qué es un aire acondicionado portátil?

Es sencillo. Se trata de un aire acondicionado pequeño, con ruedas, que cumple exactamente la misma función del aire acondicionado que va contra la pared. Es necesario ponerlo cerca de alguna ventana (1 metro aprox), con una manguera especial harás que el calor salga, y luego empezará a marchar.

Luego de un tiempo prudencial (15-30 minutos) empezará a condensar agua en la bandeja inferior que tiene, el aire ya será ligeramente más agradable y ya no pasarás tanto calor. Aproximadamente a 1 hora de haberlo prendido la habitación tendrá una muy buena temperatura.

NO lo recomendamos si es posible instalar un aire acondicionado de pared (común), pero en caso de que sea imposible por alguna razón, entonces en ese caso está absolutamente recomendado.

Cómo funciona un aire acondicionado portátil

Un aire acondicionado portátil es un dispositivo que cuenta con las dos unidades que en un aire acondicionado convencional están por separado, es decir: un compresor que es la unidad exterior y un transformador que es la unidad interior que se encarga de enfriar el aire para posteriormente distribuirlo por los espacios del lugar en el que se encuentre el aparato.

Es a raíz de contar con el compresor y un transformador en un único dispositivo que se puede hablar de un aire acondicionado portátil, ya que no se precisa de dos equipos que se complemente entre sí.

Es importante mencionar que en caso de adquirir un equipo de esta clase habrá que fijarse que cuente con un tubo de evacuación del aire caliente, además de un kit de ventilación estándar, para que así los gases de escape puedan fluir hacia las zonas adecuadas y a su vez conectar el tubo en una ventana cualquiera.

A grandes rasgos el dispositivo lo que hará será tomar el aire del interior de una habitación o espacio, enfriarlo y después inyectarlo de nuevo en esa misma habitación. El tubo de escape será el elemento que actúe como conductor para el calor que se extrae del aire hacia el exterior.

Tipos de aire acondicionado portátil

  • Sólo frío – Es una clase de aire acondicionado portátil que sólo estará en condiciones de enfriar un espacio.
  • Frío / Calor – En este caso el dispositivo va a ser de gran ayuda durante todo el año, pues el aire se podrá calentar o enfriar según se requiera.

Diferencia entre un aire acondicionado y un aire acondicionado portátil

Tal y como se ha indicado al explicar cómo funciona un aire acondicionado portátil, la diferencia principal radica en que la versión portátíl incluye el compresor y el transformador en un mismo equipo.

Por otro lado la experiencia de los compradores suele argumentar que son más eficaces aquellos que se instalan en la estancia a diferencia de los portátiles, porque quizá no cumplen con su labor del modo en que se desea.

Ventajas de un aire acondicionado portátil

  • Facilidad de instalación – Al ser portátil sólo se lo debe trasladar al lugar en que se lo necesita.
  • Sin instalación adicional – Todo está incluido y el usuario no tendrá esta clase de esfuerzos.
  • Lugares complicados – Existen sitios en los que no se puede instalar un aire acondicionado, así que esta es la solución perfecta.
  • Con calefacciónAlgunos modelos incluyen esta funcionalidad.

Desventajas de un aire acondicionado portátil

  • Consumo – Suele ser elevado.
  • Tamaño – Ocupan mucho espacio en la vivienda.
  • Ruido – Por sus características emiten un poco de ruido.
  • Clasificación energética – Por los requerimientos de consumo actuales tal vez los lleguen a sobrepasar según sea la marca y el modelo que se adquiera.

¿Por qué puede ser insatisfactorio el funcionamiento de un aire acondicionado portátil?

El proceso radica en que en una habitación se tome el aire para enviarlo a la calle para condensar, así que se está extrayendo con regularidad de la habitación. Con las unidades externas esto no ocurre, pues se toma el aire de la calle y se lo retorne a la calle.

En conclusión, el aire que se ha enfriado previamente se lo expulsa para volver a dar inicio con el proceso. En otras palabras el caudal de aire es impresionante y en buena medida ello explica el consumo energético. Más allá de lo anterior, un aire acondicionado portátil es perfecto para determinar situaciones en las que se hace imposible el uso de un equipo externo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *