En caso que exista interés por cómo funciona un cajero automático, hay que destacar que a grandes rasgos debe ser impenetrable, rápido y nunca tener fallos.

Cómo funciona un cajero automático

  • En el momento en el que el usuario introduce la tarjeta, la placa base que se encuentra conectada al lector de tarjetas se va a ubicar con el banco para obtener toda la información que sea necesaria sobre la cuenta, como por ejemplo los santos, recibos y demás.
  • Acto seguido siempre se va a solicitar un PIN o cualquier otra forma de confirmación para verificar que se trata del verdadero propietario.
  • En la parte interna esta la caja fuerte del cajero automático, la cual disponer de un mecanismo que va extrayendo un billete por vez de la caja fuerte, para enviar ese billete a una serie de cintas que lo van a transportar. Hay que mencionar que este mecanismo puede extraer hasta cinco billetes por segundo desde la caja fuerte y por supuesto sólo va a extraer la cantidad que sea solicitada.
  • Finalmente, un sensor óptico va a comprobar que cada billete que está saliendo de la caja fuerte en realidad es el que corresponde, en donde esto ocurre antes de soltar el dinero en el orificio del cajero automático para que el usuario lo pueda recoger.

Qué es un cajero automático

Un cajero automático es una máquina que expende el dinero que he solicitado por un usuario, a través de una identificación que inicia con el uso de una tarjeta de débito o crédito, la cual permite establecer una conexión con la información bancaria de alguien.

Operaciones que se pueden hacer en un cajero automático

En la mayoría de los casos las siguientes funciones se encuentran activadas:

  • Extraer dinero en efectivo de una cuenta bancaria o débito.
  • Actualización de la libreta de ahorros.
  • Compra y recogida de entradas.
  • Obtener o cambiar una contraseña que se ha olvidado de una cuenta bancaria o telefónica.
  • Recarga de tarjetas.
  • Ingresar dinero a través de un sobre.
  • Recargar crédito.
  • Enviar dinero hacia el exterior.
  • Pagar los servicios públicos.
  • Obtener la lista de movimientos de una cuenta.

Tipos de cajeros automáticos

  • Cajeros automáticos full – Se los identifica de este modo porque permiten extraer dinero y también realizar depósitos. En la mayor parte de los casos se encuentran en la parte interna de los bancos.
  • Cajeros automáticos cash – En este caso, el cajero automático también permite realizar los pagos con dinero en efectivo, es decir, lo contrario a lo que comúnmente se piensa sobre un cajero de este tipo.

Cómo usar un cajero automático

  • Una vez con la tarjeta, se puede acceder a la cuenta personal. Usted debe introducirla en la ranura que corresponde y esperar a que el cajero la reconozca.
  • A partir de este momento todo es muy intuitivo, así que continúe con las instrucciones que aparezcan en pantalla.
  • Introduzca la clave de identificación.
  • Realice la operación deseada, bien sea retirar dinero, consultar el saldo, hacer una transferencia, etcétera.
  • Sólo es necesario pulsar el botón según sea la operación indicada.
  • Al terminar, usted puede imprimir el comprobante o simplemente verificar en pantalla, aunque se sugiere la primera opción en caso que se necesite de confirmar la acción que se ha ejecutado en el futuro.

¿Cómo manipulan un cajero automático?

  • Mediante la ubicación por encima del lector de tarjetas original, en una puerta de la entidad bancaria o similares, de un lector de tarjetas falso, para así registrar los datos de otras personas y clonar la información.
  • Colocando cámaras en el cajero en el lugar, también con un teclado falso y similares.
  • Explotando vulnerabilidades de los bancos por parte de hackers que se las ingenian para robar a los cajeros automáticos su dinero desde la caja fuerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *