Saber cómo funcionan las fotoceldas, es básico cuando se está estudiando la transformación de la luz en electricidad.

Cómo funcionan las fotoceldas

En términos generales hay que empezar por mencionar que para comprender cómo funcionan las fotoceldas, hay que resaltar que se encuentran compuestas por dos clases de materiales que son semiconductores.

En el momento en que un semiconductor es conectado a una fuente de electricidad va a conseguir conducir algo de electricidad, pero no del mismo modo que el metal. En este caso, se puede pensar que los dos semiconductores que se denominan como “n” y “p”, en donde n significa negativo debido a que los semiconductores n se caracterizan por tener electrones adicionales que ocasionan que su carga sea negativa. La p significa positivo y esto se debe a que tienen menos electrones normales.

Funcionamiento de las fotoceldas

Cuando los semiconductores p y n se juntan, van a formar algo que se conoce como la unión p-n. Al estar unidos parte de estos electrones del lado n de la unión, se van a mover al lado p. Si un cierto tipo de luz golpea a la fotoceldas, algunos de estos electrones van a pasar del lado p al lado n.

En cualquiera de los dos casos planteados, los electrones habrán obtenido energía y se los puede hacer pasar por un circuito, lo que significa que se crea una corriente eléctrica.

Propósito de las fotoceldas

Uno de los tipos de luz que pueden ocasionar que los electrones salten de este modo es la luz solar. Hay que mencionar que la luz solar se encuentra compuesta por paquetes pequeños de energía que son denominados fotones. Es la luz solar la que golpea a estos semiconductores para así crear corriente eléctrica y por lo tanto energía solar.

¿Qué es una fotocelda?

A grandes rasgos hay que mencionar que una fotocelda es un dispositivo electrónico el cual cuenta con la capacidad de producir una cantidad de corriente eléctrica pequeña en cuanto se expone a la luz.

Diferencia de las fotoceldas con las celdas solares y paneles solares

Este tipo de dispositivo debe ser diferenciado de las celdas solares y de los paneles solares. En principio hay que mencionar que una fotocelda es una resistencia, la cual tiene un valor en ohmios que se va a modificar de acuerdo con las variaciones de la luz.

Por otro lado, estas resistencias son construidas con un material que es sensible a la luz, para que de esta manera en el momento en que la luz era sobre su el material experimente una reacción química, la cual va a ocasionar que se altere su resistencia eléctrica y:

  • Se presente un bajo valor de su resistencia ante la presencia de la luz.
  • Ocurra un valor alto de resistencia ante la ausencia de la luz.

Para qué sirve: Aplicaciones de las fotoceldas

Respecto a las aplicaciones más típicas de las fotoceldas, normalmente se encuentran:

  • El control de encendido o de apagado de una lámpara.
  • La producción del voltaje necesario para recargar una batería u otro tipo de aplicación en donde se precise de una fuente de voltaje.
  • Las fotoceldas también son usadas con regularidad para el control del encendido automático del alumbrado público.
  • Se utilizan de manera amplia en circuitos contadores electrónicos de objetos y personas.
  • En distintas aplicaciones en donde el objetivo principal consiste en convertir la energía solar en electricidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *